revistaohlala.com

Dermatitis atópica: qué cuidados tener para aliviar y prevenir los brotes

 
 

Es la segunda enfermedad de la piel más diagnosticada en el mundo. Definida como una afección benigna que causa sequedad e inflamación y es acompañada de un intenso prurito, cada año aumenta su prevalencia y puede afectar tanto a adultos como niños. Aunque en nuestro país no existen datos nacionales sobre la incidencia de la dermatitis atópica, a nivel global afecta del 1 al 3% de los adultos -el 90% de los pacientes experimenta el inicio de la enfermedad antes de los 5 años y un 80% incluso antes de los 2 años-. El aumento en el número de afectados se está dando en el lado occidental del planeta, con el doble de casos de los reportados hace 30 años atrás. ¿Los principales síntomas? Sequedad de piel, cambios de pH y predisposición a infecciones. Otros signos son las respuestas inmunes exageradas que pueden observarse a nivel respiratorio (a través pr ejemplo del asma) y ocular (con episodios de conjuntivitis y eccema de párpados), generalmente desencadenadas por medicamentos, alimentos, sustancias de contacto, ambientales o picaduras de insectos.

 
Foto: Latinstock

De evolución crónica y recidivante, afecta a todas las etnias por igual y a todos los tipo de piel. Su origen es multifactorial e inciden en su desarrollo factores genéticos y epigenenéticos (sustancias contactantes, sudoración, temperatura, estrés, aero-alérgenos, alérgenos alimentarios). "Además de los pacientes con historia de eccema atópico que han comenzado en la niñez, y en los que se mantiene su condición eccematosa después de los 25 años (2 al 5% más frecuente en sexo femenino), debemos tener en cuenta otro subgrupo de pacientes: aquellos en los que el comienzo de la enfermedad se produce en la edad adulta después de los 40 años (1-3% más frecuente en sexo masculino)", explica la Dra. Cristina Pascutto, Médica dermatóloga y Presidente de la Sociedad Argentina de Dermatología. En los adultos la erupción tiende a afectar el cuello y el escote, el interior de los codos, detrás de las rodillas, manos y pies, así como también en el rostro y el cuero cabelludo. Y aclara Pascutto: "en los que presentan la enfermedad desde hace años, la calidad de vida se ve comprometida respecto a la presencia de prurito, su extensión y la gravedad del cuadro, cuestiones que impactan en el estado de ánimo, sueño y actividades". Diversos estudios sobre índices de calidad de vida corroboraron el malestar generalizado que sufren quienes padecen la enfermedad. Impotencia, ansiedad y depresión y disminución del deseo sexual fueron algunos de los hallazgos que se observaron.

Por eso, desde la Sociedad Argentina de Dermatología y con el apoyo de la marca de dermocosmética Eucerin, durante todo julio se llevará adelante una campaña educativa para informar sobre la dermatitis atópica con consejos sobre cómo aliviar los brotes. Bajo el lema "piel saludable, piel que no pica", el objetivo es que los pacientes puedan comprender la importancia de la consulta con el dermatólogo porque el adecuado cuidado de la piel previene los brotes y, por ende, mejora la calidad de vida. Así, en torno a la prevención, son varias las recomendaciones básicas. Algunas pautas para incorporar a las rutinas diarias:

  • Evitar ambientes muy calefaccionados y secos
  • Evitar el uso de lana y fibras sintéticas en contacto directo con la piel, así como el abrigo excesivo
  • Evitar el contacto de la piel con broches metálicos, etiquetas, goma y plásticos
  • Evitar los perfumes
  • Evitar la inhalación de pólenes y polvo ambiental
  • Además, es importante "realizar baños cortos (de no más de 5 minutos) y con agua tibia; usar sustitutos del jabón de pH neutro; no friccionar la toalla contra la piel, lo idal es dar palmadas suaves para secar; asegurar una buena hidratación -si es necesario se puede aplicar un emoilientevarias veces al día- y en la alimentación, irritantes localmente como cítricos, tomate, picantes y queso de rallar cuando existe dermatitis en la cara", aclara la Dra. Susana Grees, Especialista Universitaria en Dermatología general y Pediátrica y Jefa de Unidad de Dermatologia Pediátrica en el Hospital General de Niños Pedro de Elizalde.

¿Cómo cuidás tu piel de la sequedad? Podés leer sobre otros temas de salud en Aprendé a identificar los (malos) hábitos y alimentos que manchan tus dientes

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala